sábado, 19 de septiembre de 2009

EL CONSULTORIO CLANDESTINO DE HORACIO, EL GENIO

Cuando necesité trabajar hice uso de mis estudios en medicina. El año y medio que cursé en 1955 me fué de gran utilidad... salvo en este extraño caso. ¡Fijensé, amigos, sino, lo que me pasó esa vez!

Circa 1994. Sex-Humor.